El azúcar… ¿es saludable?

El azúcar se ha convertido en el enemigo a batir y son muchos los que desean enfrentarse a este. Hoy aprenderemos a combatirlo...

Nuestro adversario es inteligente, juega al despiste, se oculta bajo distintos nombres y todo con el fin de pasar desapercibido, llegando incluso en ocasiones a desplegar una enorme bandera donde nos atrapa con su lema “SIN AZUCARES AÑADIDOS”

IMG_2152

Otras veces es capaz de hacernos creer que simplemente cambiando de color se vuelve inofensivo…“saludable”

Todo ello nos lleva a nosotros, consumidores, a bajar la guardia, le abrimos las puertas de nuestra casa dejándolo pasar como alguien de bien.

¿Qué nos han contado sobre el azúcar?

Al azúcar se le atribuyen multitud de cualidades…que no posee.

Son, por ejemplo, muchos los que viven en la creencia de que si no conseguimos concentrarnos en el trabajo, o si nuestros hijos no obtienen buenas calificaciones o no rinden bien en sus clases, o incluso si no tenemos ganas de hacer ejercicio, el culpable de estas situaciones va  a ser: que estamos faltos de “energía”.

Entendiendo, entonces, que esa energía nos la tiene que proporcionar…el “azúcar” 

Con estas premisas, obtienes la excusa perfecta para salir corriendo a comprar algo dulce: donuts, galletas, un bote de nutella o  lo que sea se nos ponga a tiro.

Tampoco será necesario que recurras al bote de azúcar que guarda en tu despensa, ni a la miel que te trajiste del pueblo en tus últimas vacaciones, con su 0,00001 % de minerales, ni pienses que por utilizar el azúcar moreno lo estarás haciendo mejor y ¡ojo! tampoco te vengas muy arriba pensando que tu usas panela.

¿Porqué necesitamos azúcar?

Aclaremos primero, que esa energía que necesita el organismo para su funcionamiento, se llama GLUCOSA y es imprescindible para nuestra supervivencia.

Resulta una evidencia que el cuerpo, con todos y cada uno de sus órganos (cerebro, músculo, higado corazón…)  precisan de glucosa para su correcto funcionamiento.

También es una realidad que el organismo humano es extremadamente inteligente, perfecto, sabe donde acudir para obtener esa ansiada y necesaria energía, bueno azúcar, venga mejor “glucosa” y no es a los lugares que te he comentado en los párrafos anteriores, acude a fuentes mucho más sanas y saludables.

¿Dónde podemos encontrar el azúcar “saludable”?

El azúcar es un tipo de hidrato de carbono que aparece de forma natural en muchos alimentos y por lo tanto, esta presente en gran parte de los alimentos que ingerimos.

Por ejemplo, nuestro organismo puede recurrir a alimentos proteicos como son pescado, huevos, carne, o a alimentos con ácidos grasos, o a frutas, verduras y legumbres, todos estos van a ser capaces de transformar, cada uno de sus nutrientes en glucosa y por tanto nos proveerán de la ansiada y necesaria energía para mover nuestros “perezosos” músculos o activar nuestro “dormido” cerebro.

Recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud)

Esta organización nos aconseja de forma muy tajante reducir el consumo de azúcares, en  concreto lo que esta denomina, “azúcar libre” por ser este, el causante de enfermedades graves como obesidad, diabetes, problemas cardiacos…

¿Qué es el “azúcar libre”?

Son los azúcares añadidos a los alimentos, bien por las industrias alimentarias, los cocineros o nosotros mismos, cuando elaboramos nuestros platos en casa.

También entran en este grupo de azúcar libre, y que por tanto debemos evitar, los azúcares presentes de forma natural que aparecen cuando consumimos la fruta en forma de zumos, da igual que sean recién exprimidos o embotellados, así como también lo es la miel, repito da igual que sea de tu pueblo o del super de al lado de tu casa, además de los jarabes o siropes, todos son considerados azúcar libre.

En estas recomendaciones, no hay que meter el azúcar denominado “intrínseco” que es el que se encuentra presente y de forma natural en frutas y verduras.

Para ser más precisos y no equivocarnos lo que debemos hacer sin temor de ningún tipo, son masticar manzanas, plátanos, uva, melón… todos ellos repletos de “azúcar saludable”.

Consejos para reducir el azúcar sin apenas darnos cuenta

  1. Querer reducirlo, de nada sirve que alguien nos intente convencer de ello. Cuidar de nuestra salud debe ser una decisión consciente, es decir debemos querer cambiar nuestras pautas alimentarias, y cada cual tendrá que buscar un motivo, cualquiera será valido, adelgazar, mejorar la salud… ¡¡¡¡encuentra el tuyo!!!
  2. Suprimirlo de golpe, NO es la mejor opción, la idea será ir poco a poco para que nuestro paladar se vaya acostumbrando. Si al café de tu desayuno le añades 2 cucharadas de azúcar, comienza por reducir una o media y poquito a poco continuas reduciendo hasta casi poder eliminarlo o simplemente reducir la cantidad.
  3. Apuestas por las salsas caseras, de modo que puedas controlar tú los ingredientes. Por ejemplo sabes que una bolsita de ketchups contiene 5 gramos de azúcar, o que la salsa barbacoa o el bote de tomate frito puede tener cantidades elevadas de azúcar.
  4. Limitar el consumo de bebidas refrescantes  y zumos tanto los hechos en casa como industriales.
  5. Los cacaos solubles que añades a la leche, contienen grandes cantidades de azúcar, pásate a los cacaos con un 70%  muchísimo más saludables.
  6. Los bizcochos, galletas, magdalenas, sobretodo las industriales suelen despistarnos al ponerles grandes etiquetas de integrales, o fuentes de cualquier vitamina o mineral, o eco o sin gluten o bio…pero en definitiva, su principal ingrediente será azúcar. Por ello evitar en lo posible su consumo es más que una opción saludable.

Pues con todo esto ya podemos decir o afirmar que el azúcar saludable no es difícil de encontrar y que es fundamental ser muy conscientes de que los productos procesados en general suelen estar repletos de  azúcares refinados.

Reconocer el azúcar exige la máxima atención, a veces podemos pensar que nos lo ocultan, sin embargo es completamente imposible, por ley este debe aparecer siempre en los listados de ingredientes.

No olvides: “dale la vuelta” y mira los ingredientes.

azúcar_cuchara_blog

2 thoughts

  1. Muy interesante esta entrada. La releeré despacito porque hay mucho que asimilar y el tema es muy importante porque el azúcar puede resultar muy peligroso para nuestra salud. Muchas gracias por mantenernos tan bien informados. Un abrazo 😘

    Me gusta

  2. Gracias, está muy bien la entrada. Yo hace muchos, muchos años que no tomo azúcar, ni edulcorantes de ningún tipo el paladar se acostumbra y también el cerebro. Para los cumples hacemos las tartas mi hija mayor o yo y le echamos poquísima azúcar, de hecho yo suelo tomar porciones muy raquítica porque me he acostumbrado al sabor amargo. Creí me costaría trabajo, pero no. Puede ser, porque soy muy chocolatera y me encanta el chocolate negro del 85 para arriba. La sal tampoco la usó. Las cosas mientras más naturales mejor. Un cordial saludo

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.