Las 5 cosas que la báscula de tu baño no te cuenta…

La báscula de baño no ayuda en un proceso de regulación de grasa corporal, debemos aprender a poner en contexto el número que esta marque.

La báscula de…
Photo Siora Photography

Si eres de los que tiene una báscula en su baño y cada vez que pasas por su lado le suena esta cancioncilla 🎶 ahí está, ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo… Miralá, míralá, miralá, míralá… la puerta de alcalá🎶, en nuestro caso, 🎶 ahí esta la báscula de… donde quiera que vivas🎶, deberías leer esto.

La báscula tiene pocos amigos, a casi nadie le gusta subirse a ella, todo debido a sus no pocos defectos, que además intenta ocultarnos.

Considerar a la báscula como un electrodoméstico fiable en la medida de nuestra grasa corporal, es un acto típico de la mayoría de muchos de nosotros.

Este, será el primer error de los muchos que cometeremos cuando decidamos poner remedio a los excesos del verano o de cualquier época en la que hayamos descuidado nuestra alimentación.

En ella depositamos no solo nuestro cuerpo, también, todas nuestras ilusiones, cofiándonos a su criterio. Con todo, deberíamos parar unos instantes y reflexionar sobre el poder que otorgamos a la báscula.

Vamos a intentar desenmascarar al menos 5 de los muchos equívocos a los que nos lleva fiarnos de este enemigo, la báscula, que ademas convive con nosotros y nos manipula a su antojo.

1-Cuando ganar peso puede ser saludable y tu báscula…no lo reconoce

Sabes que practicar ejercicio es bueno, si encima es de fuerza todavía mejor, puesto que a mayor masa muscular, mayor gasto calórico, ya que se eleva el metabolismo basal y el cuerpo quemará más calorías aún estando en reposo. Como ves esto es algo fantástico.

Cuando nos iniciamos en este tipo de ejercicio, al subir a la báscula, la cifra mostrará un aumento, no deberíamos asustarnos, es normal, el músculo pesa más.

El ejercicio de fuerza tu aliado.
Photo by Yulissa Tagle on Unsplash

Es necesario que reflexiones, si tu acertada decisión de ponerte en forma, es la responsable de ese quizás ligero aumento en el número de tu báscula.

En definitiva, has consiguiendo desarrollar musculatura y quemar grasa solo que tu báscula no te lo va a comunicar, no se ha enterado, ella solo te muestra un “número”

2-Cuando descubres que tu báscula es…caprichosa

La báscula no quiere que averigües que en multitud de circunstancias se vuelve antojadiza y arrojará resultados muy variables.

Por ejemplo: en función de la hora en que te subas a ella. Por la noche se puede llegar a pesar hasta 1o 2 kg más, o dependiendo del día de la semana, el viernes pesarás menos que un lunes, después de un fin de semana.

Es tan voluble que mostrará resultados distintos en función de: si has ido o no a hacer ejercicio ese día, o si la noche anterior consumiste alcohol, o si tu comida llevaba exceso de sal…

Como ves todo dependerá del instante en que decidas asaltar tu báscula.

La báscula se empecina en mostar una cifra.
Photo by Jen Theodore on Unsplash

3-Cuando descubres que tu báscula te… miente

Si, también nos puede engañar. Ya os he comentado que convivimos con el enemigo.

La báscula podrá mostrarnos un peso, un número, que este acorde con nuestra edad y altura según las tablas de composición corporal.

Son muchos los que considerarán esto como sinónimo de buen estado de salud, y sin embargo puede estar lejos de la realidad.

Tal vez la alimentación del individuo que está sobre la báscula, este basada en el consumo casi a diario de productos ultraprocesados, azúcares y harinas refinadas, en la ingesta de bebidas azucaradas y/o alcohólicas.

Por lo que un peso ideal no es reflejo de una buena alimentación.

La báscula no detecta una alimentación saludable.
Photo by Brooke Lark on Unsplash

La báscula en cambio, considera que el peso de esta persona es adecuado, lo llama incluso peso saludable y sin embargo no le advierte en ningún momento sobre sus terribles hábitos alimenticios.

Repito, la báscula…te miente.

4-Cuando tu báscula se hace la…tonta

Continuamos con otra de las cosas que tampoco tu báscula quiere que averigües, y es en la importancia de haber logrado incorporar a tu vida nuevos hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Estos nuevos hábitos que con esfuerzo has logrado, te han hecho mejorar muchos aspectos de tu cuerpo, ya no te sientes tan pesado después de comer, tus digestiones son más ligeras, el estreñimiento ya no es un problema, además ahora disfrutas con tus nuevas y apetitosa recetas.

Has aprendido que la fruta es saludable a cualquier hora y que practicar un poco de ejercicio hace que te sientas mas vital, más enérgico.

La báscula condiciona tu estado emocional.
Photo by alan KO on Unsplash

Tu báscula en cambio sigue mostrando un número, sin más, no deja que seas consciente de que una mejora en tus hábitos, es el comienzo del éxito para una vida más saludable.

Un amigo valora tus cambios, la báscula, solo muestra un número vacío sin apenas valor.

5-Cuando tu báscula condiciona tu…estado emocional

Y para acabar algo que esconde y muy a traición.

Será capaz de manipular tu estado emocional, lo condicionará tan solo con mostrarte una cifra.

Esta, tiene tal poder sobre nosotros, que incluso conseguirá que abandonemos, que tiremos la toalla, de cualquier plan que hayamos establecido, en definitiva, que nos frustremos, si al final ese dígito, no refleja lo que deseamos.

Lo fundamental, si nuestro verdadero deseo es alcanzar un equilibrio en nuestra estructura corporal, será comenzar por valorar cada pequeño esfuerzo que realices sin tener que recurrir a la aprobación de la báscula.

Apostar a un solo número cuando decidimos cuidar nuestro cuerpo, resulta muy arriesgado.

La báscula un instrumento de medida nada fiable
La báscula no indica tu forma de alimentarte.
Photo by SuSi ToRReS