Crema fría… para el verano

Los que más o menos seguís el blog, estais al tanto de “mi desafio al aguacate” , en esta entrada os contaba que no era una gran aficionada a este saludable alimento, sin embargo las cosas están empezando a cambiar, le estoy cogiendo cierto cariño…y comienza a formar parte de mis platos de cada día.

Esta receta es un ejemplo claro de ello, la preparé en casa hace unos días, por cierto que tuve mis dudas pues tener que convencer a mi familia de que la probasen, no resultaba tarea sencilla, tuve que recurrir al soborno… jjjjj

Después de convencerlos, resultó que nos sorprendió para bien a todos, está muy buena, es un plato refrescante, perfecto para combatir los calores estivales, además de hidratarnos con un aporte extra de buenísimos nutrientes y con el aliciente de que sus calorías no serán lo que nos impidan disfrutar de este plato.

Y sin olvidar que su elaboración es tan sumamente sencilla que no necesitaremos ni tan siquiera encender el fuego, lo cual con estos bochornos se agradece, ¿no os parece?

Sus principales ingredientes son el aguacate, que ya tratamos en esta entrada, El aguacate y sus poderes… y el pepino, que a continuación pasaremos a conocer, terminando con una nueva receta perfecta para está época del año.

El pepino…está de temporada

Pues eso, el verano es el momento óptimo para el consumo del pepino. Como ya sabemos cuando  los alimentos se encuentran en temporada, al consumirlos podremos obtener sus mayores beneficios a nivel nutricional.

La característica principal de este, es su elevado contenido en agua, 97%, y por tanto su bajísimo aporte calórico.

Destacan nutrientes como el potasio, el fósforo, el ácido fólico, vitaminas A, B y C,además de la fibra vegetal y el silicio.

Es de destacar que el pepino tiene un gran efecto diurético debido a su alto contenido en agua y potasio.

El sabor amargo del pepino…

Es característico de estos, un ligero sabor amargo y ello es provocado por una sustancia llamada curcubitacina, se trata de una molécula con propiedades antiinflamatorias, aunque como no nos gustan los pepinos con sabor amargo, los que comemos habitualmente tienen poca cantidad de esta saludable sustancia de complicado nombre…

El pepino y la cosmética…natural

Una imagen que a todos nos viene siempre a la mente cuando recordamos el pepino, es una persona, hombre o mujer, con rodajas de este cubriendo el rostro o los ojos y ello es debido a que este ayuda a mantener sana la piel, reduce la inflamación y alivia la irritación, todo ello provocado por la  presencia de vitamina C.

El silicio que contienen, ayudaría al crecimiento de pelo y uñas.

En definitivo estamos ante un gran alimento que no debemos desaprovechar en verano.

Crema fría de pepino y aguacate

Por fin llegamos a nuestra receta.

Todos sabemos lo complicado que resulta la cocina cuando el calor nos acecha y lo que más nos atrae es salir a darnos un baño, por ello esta propuesta que os hago hoy, os resultará perfecta para comer o cenar de forma ligera, saludable y rápida, os aseguro que en 10 minutos la tendréis lista.

Ingredientes

Con estas cantidades que aquí te marco te pueden salir unos cuatro cuencos.

  • 1 aguacate grande y maduro
  • 1-2 pepinos medianos
  • 1- 2 yogures griego 
  • 1 diente de ajo, opcional
  • sal y pimienta

La preparación es tan sencilla como coger nuestro aguacate, a ser posible que este maduro y sacarle la pulpa para chafarla un poquito con un tenedor e introducir en el vaso de nuestro batidor o robot de cocina junto con el yogur y  pepino cortado a rodajas, sazonamos y a batir hasta obtener una crema fina.

Podeis dar a esta crema, un sabor más intenso, añadiendo medio o un diente de ajo junto con el resto de ingredientes.

Si se os queda demasiado espesa, un poco de agua aligerará vuestra crema.

Seguidamente introduce en el frigorífico, de modo que cuando la vayas a consumir este bien fresquita.

Añadir una porción de proteínas a nuestra crema resulta tan sencillo como  poner una loncha de salmón ahumado antes de servir, como veis en la imagen.

Si no eres de salmón sustituye este por lascas de jamón serrano, de este modo también conseguirás un plato completo.

Unos picatostes de pan son un buen complemento y le dan un toque crujiente.

Si queremos que nuestra crema tenga el aspecto de un plato especial, coge el pepino y con un cortador saca unas laminas que luego enrollas y la colocas en la crema, puedes hacer lo mismo con el salmón.

Al servir, espolvorear pimienta recién molida.

crema_pepino_aguacate_2
Crema fría de pepino y aguacate

cabecera_blog

3 thoughts

Los comentarios están cerrados.