En busca del yogur…¿ideal?

¿Son todos los yogures “tan sanos“?

Tengo que decir que esta entrada me gusta ya que el yogur es uno de mis alimentos preferidos, pero hoy en día encontrar uno ideal se convierte en una tarea bastante complicada, ¿porque? pues porque nos sentimos completamente perdidos ante la avalancha de reclamos publicitarios que aparecen en los envases de estos productos en donde todos y cada uno de ellos pueden provocar un efecto positivo sobre nuestra salud.

Comenzamos entrando por el pasillo de refrigerados de nuestro supermercado y comienza la ansiada búsqueda del yogur ideal…” ¿me llevo el rico en antioxidantes?, tal vez sea mejor el enriquecido en calcio para mis huesos…no, quizás me decante por cuidar el colesterol, aunque no quiero descuidar mi transito intestinal, ¡me llevo con bífidus! así tendré una digestión más ligera, ¡anda! pero si también puedo escoger ese de ahí que me proporciona una fuente de vitaminas…¡¡¡no, espera!!! lo ideal seria que cuide mi linea y me lleve los 0% en MG, pero si también existen los 0% azúcares. ¡Dios mío! que alguien me ayude, ¿quien entiende algo? ¿cómo elijo? ¿en qué me baso? ¿a qué doy prioridad? ¿acertaré? ¿me equivocaré?…”

Las respuestas a estas preguntas está en las etiquetas como he reflejado en mis anteriores entradas (Etiquetas alimentarias…¿se leen?) vamos ahora a aprender con el  yogur.

Comencemos por definir qué es el yogur, “es un producto que se obtiene de la fermentación de la leche por microorganismos específicos concretamente Streptococcus,  thermophilus y Lactobacillus bulgaricus“, así que a eso y solamente  a eso se le debe llamar yogur y por ello productos como Danacol, Activa, Densia, Bífidus…deben pasar a llamarse postres lácteos puesto que en su listado de ingredientes aparecen ademas de las dos bacterias anteriores, otras como las exclusivas de la marca “Danone” que añaden a sus “activias”  y otras distintas pero de la misma familia que añaden otras marcas a sus productos y le colocan el nombre de “con bífidus

Esto no quiere decir que sean postres lácteos malos, pero a día de hoy no son ni mejor ni peor que los yogures que no llevan los fantásticos bífidus, eso si, estos bífidus añadidos harán que nos cuesten un poco más caros.

Un pequeño inciso, esto no lo digo yo, sino la máxima autoridad europea en materia de alimentación que es la EFSA (European Food Safety Authority), este organismo no le reconoce a estos postres lácteos (con bífidus) ningún beneficio más allá del que nos aportarían las típicas bacterias de un yogur normal.

postre-lacteo_yogur

Llegados a este punto ya tenemos claro que si lo que queremos comprar es un yogur, el abanico de productos se nos reduce considerablemente, pero no olvidemos, lo queremos lo más saludable posible.

Entonces mi siguiente duda, ¿me decanto por los desnatados, por los edulcorados, por los de sabor, por los naturales? aquí mi consejo es fácil y a lo que deberíamos darle prioridad absoluta es al contenido en azúcar añadido, cuanto menos tenga muchísimo mejor, pues poco importa que le quiten materia grasa y  nos los carguen de azúcar.

Es interesante conocer bajo que otros nombres aparece el azúcar entre el listado de ingredientes así que si leemos, dextrosa, sacarosa, jarabe de maíz, fructosa, maltesa, miel…ya sabemos que son azucares añadidos y deberíamos evitarlos.

¿Sabeis donde suelen aparecer estos azúcares añadidos?, en los yogures de sabores y en los que contienen frutas, que por cierto la cantidad de esta es bastante ridícula, eso si, nos hacen creer que no estamos tomando cualquier fruta, podemos hasta elegir frutas exóticas… como mango, frutos del bosque, papaya.

Pasemos a ver las etiquetas:

En las siguientes imágenes solo he puesto yogures, no he analizado ningún postre lácteo pero si tomas “activia” o cualquiera de la marca que sea, si lo analizas un poco, rápidamente observaras que están muy cargados de azúcar.

A continuación he escogido los yogures que mas se suelen consumir para que sepas donde mirar y poder elegir el más saludable.

Yogur con sabor… ¿a frutas?

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 18.50.59
Estos de “sabor a…”  tal vez es el que les damos a los niños bajo la creencia  de que es saludable y es un error ya que lo que se consigue es que no enseñar el sabor natural del alimento que está enmascarado bajo una importante cantidad de azúcar añadido.

Yogur sabor… 0% M.G “los desnatados”

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 19.24.52
Este tipo es el que muchos elegimos para cuidarnos por su bajo contenido calórico pero ademas de contener azúcar tiene en su contra su poca grasa por lo que apenas nos sacia con lo cual probablemente sentiremos mas ganas de tomar algo en poco tiempo.

 

Yogur con trozos de fruta 0% M.G “desnatados con frutas”

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 19.44.52
Aquí al igual que el anterior apenas nos saciará  por su bajo contenido en grasa y la fruta que le añaden es de risa, pero tal vez acabemos convencidos falsamente de que hemos tomado fruta.

 

Yogur natural “sin más”

Captura de pantalla 2017-10-04 a las 19.49.55
Este es el “campeón” pues todo lo que lleva es natural de la propia leche y su contenido calórico tampoco es tan elevado y no deberíamos tenerlo en cuenta, ya que nos saciará mucho más y si le añadimos nosotros la pieza de fruta conseguiremos un yogur de “diez“. Será “rico en vitaminas” ,”rico en fibra“, “rico en antioxidantes”,”rico en minerales”

 

Os muestro  como deberíamos tomar los yogures, pasando de este modo a ser alimentos muy fáciles de entender muy  sanos, nutritivos, todo lo que nos aporta así es natural y sin ningún procesado.

yogur_choco_Blog
El chocolate negro es “rico en minerales: magnesio, fósforo, hierro”, “ayuda a combatir la fatiga”
yogur_frutos_secos_Blog
Los frutos secos “nos aporta grasas cardiosaludables” omega tres y omega seis, es “rico en antioxidantes con las vitaminas C y D”, “nos aporta minerales potasio, calcio, fósforo… “
yogur_uva_letras_blog
La uva nos aporta un “muy alto contenido en fibra”, nos ayuda por dentro, es “rica en antioxidantes”, cuidan o nos “refuerza nuestro sistema inmunológico”

 

Y para acabar, como conclusión, no tendríamos que dejarnos llevar por los reclamos publicitarios,  estos tienden a hacernos creer que necesitamos suplementos de todo tipo y al parecer la única forma de conseguirlos es consumiendo sus productos  procesados, realmente no es así, puesto que si nuestra alimentación esta basada en productos naturales, de nuestros mercados, no necesitaremos ningún tipo de suplementación ya que en nuestras frutas y verduras encontramos todo lo necesario para  mantenernos sanos y  muy muy “healthy” .

Aprender a Comer Bien.cabecera-blog_vichy_2