Salmón, algo más que un pescado saludable

Tenía pensado preparar una entrada dedicada al salmón desde hace ya un tiempo, hoy me he decidido a publicarla a pesar de que el salmón aparezca esta semana en los titulares de muchos periódicos digitales y en las noticias de televisión y no especialmente por sus bondades nutricionales sino por haber sido declarado “sospechoso” del nuevo brote de coronavirus ocurrido en Pekín.

Ante estas noticias pensé en guardar la publicación con su correspondiente receta para más adelante cuando al  salmón se le quite el cartel de sospechoso, sin embargo decidí  informarme un poco más sobre este tema y ver que había de cierto en todo ello, de modo que primero compartiré las últimas noticias del salmón y a continuación pasaremos revisión nutricional a este pescado, sin olvidar dejaros una fantástica receta.

La noticia: Salmón contaminado con “Covid-19”

Lo primero que me ha llamado la atención en mi pequeña investigación, fue que de un día para otro, apenas unas horas después de haber saltado la noticia, las ventas de salmón bajaron, se paralizaron en todo el mundo y las repercusiones de la situación se vivió con especial intensidad en países exportadores de salmón, ademas se retiro de la carta de todos los restaurantes.

De momento lo único que se ha podido establecer es, el lugar del posible inicio del brote, al parecer en un mercado mayorista de Pekín, gigantesco, del tamaño de un montón de campos de fútbol juntos, comentaban en las noticias.

El virus fue detectado sobre una tabla donde se cortaba entre otros pescados, salmón congelado de importación,  desde China, los virólogos han analizado el genoma de este y nos dicen que la procedencia del virus es europea, a pesar de que no hacen público el material genético analizado, con lo cual y sin más nos surge una duda, ¿debemos creer lo que nos dicen, y declarar sin más al salmón europeo culpable de este nuevo rebrote?

Pues no debería ser así, sin embargo como se ha podido comprobar las ventas han caído en picado.

Según he podido leer, y a fecha de hoy (20/06/2020),  los expertos en esto, consideran del todo improbable que un pescado pueda ser el causante de este nuevo rebrote puesto que estos no desarrollan un sistema respiratorio como los mamíferos, que seria el modo de transmisión  por lo tanto es casi imposible que el salmón trasmita el virus.

Con todo esto quizas lo mas lógico, seria pensar que la transmisión fuese a través de un trabajador que ya estuviese contaminado y que este, no cumpliese con las medidas de protección adecuadas como llevar trajes, guantes, mascarillas y  tal vez tosiendo o tocando el  producto se produjese la contaminación.

Los estudios realizados hasta el momento apuntan a que el pescado no puede contagiar el virus. El coronavirus necesita un receptor presente únicamente en los mamíferos para poder acceder a las células e infectar al cuerpo, el cual no se halla en el pescado, en las aves ni en los reptiles.

Con toda esta información y viendo que la noticia sensacionalista ha ido diluyéndose conforme se evidencia la información científica, creo que puedo publicar mi entrada sobre el salmón.


El salmón, no es un pescado cualquiera

Este pescado se lleva el primer puesto en el ranking de alimentos saludables.

El salmón es un pescado azul y como la mayoría de estos, su contenido en grasas es elevado, así como también lo son sus proteínas.

Hay quien lo destierra de su consumo porque siguen pensando que contar calorías es el método apropiado para decidir que alimentos debemos añadir o eliminar de nuestra alimentación, aunque hoy en día se trata de un método muy en desuso. No deberíamos olvidar que estas “calorías” están llenas de saludables y necesarios nutrientes.

Salmón saludable
El salmón, algo más que un pescado saludable

Esta combinación grasas y proteínas, hace que el poder saciante de este sea muy elevado, por lo que su consumo resulta más que recomendable para todos y  de manera muy especial, se aconseja a personas que están en un proceso de control de peso.

Desde luego los beneficios que el salmón nos aporta por la presencia de ácidos grasos esenciales del tipo omega 3, son muy importantes y beneficiosos para nuestra salud cardiovascular.

Recordar que el omega 3 es un ácido graso esencial es decir que nuestro cuerpo no puede fabricar y se necesita suministrarlo con nuestra dieta, por lo que el salmón se convierte en una excelente opción, además nos ayuda a disminuir la presión arterial y como consecuencia la probabilidad de ataques cardíacos también se reduce.

La OMS, organización mundial de la salud recomienda su consumo a mujeres embarazadas, eso si, siempre cocinado,  en estas los depósitos de omega 3 están bajos pues este es transferido al feto para su correcto desarrollo.

Su aporte proteico por cada 100 g  de salmón es más que suficiente para cubrir más del 50% de las proteínas que se recomiendan consumir al día.

Si con todo esto no te resulta suficiente como uno de los pescados más saludables, pues continuamos: su aporte en vitaminas B1, B12 y vitamina A y D es de hasta el 18%, su aporte en minerales como el yodo que a veces, suele escasear en nuestras dieta, este, el salmón nos aporta una gran cantidad, así como calcio y magnesio.

Con todo esto, el salmón está claro, que no es un pescado cualquiera…

¿Cómo es mejor consumir el salmón?

Una característica que hace al salmón destacar es por su sabor delicadamente dulce  y una textura bastante firme, que ayuda a su buen cocinado. Es muy versátil, se puede consumir fresco, o tras haber sufrido algún proceso de conservación: congelado, ahumado, marinado.

El salmón ahumado es muy apreciado como integrante de tapas, pinchos y pequeñas delicias.

Combina muy bien con lácteos, como yogur, nata, quesos o con salsas: salsa ali-oli, mayonesa o mostaza… También acompañado de verduras como pimientos, patata, tomates, setas, calabacín, espárragos… o a frutas, como el aguacate, limón, granada, naranja, son todos combinaciones estupendas.

Por si solo, resulta lo suficientemente sabroso y no precisa de la adición de muchos complementos, pero también se adapta a platos con más sabor puesto que queda un poco camuflado ante sabores fuertes, por ejemplo, con salsa de soja.

Suele ser muy común consumir salmón crudo en el sushi o marinado o semicrudo, marcado a la plancha pero sin cocinar en el interior, tanto en platos de comida japonesa, como en recetas más tradicionales, se recomienda que, para evitar el riesgo de anisakis congelar el pescado al menos durante 48 horas.

Lo más aconsejable es consumirlo cocinado, siempre mejor a la plancha, o al horno, evitando las frituras pues esta oxida su contenido en ácidos grasos esenciales.

Después de todo esto, como habrás podido comprobar, no hay impedimento que pueda con el saludable salmón.

Ahora solo falta la saludable receta con salmón que en nada la tendremos en el blog, mientras ya puedes ir a comprarlo.

Salmón saludable, un pescado con gran cantidad de buenos nutrientes
Salmón saludable

 

 

4 thoughts

Los comentarios están cerrados.